• Cómo distinguir a un cerrajero profesional de un timador

  • Cómo distinguir a un cerrajero profesional de un timador

    El sector de la cerrajería se ha visto afectado en los últimos tiempos por el problema de los cerrajeros estafadores. Estos trabajadores fingen ser buenos cerrajeros, cuando realmente no lo son. El verdadero problema para el cliente viene dado en que cobran mucho y no hacen un buen trabajo. Si tienes la mala suerte de contratar a un cerrajero timador, verás cómo te hace una chapuza y te cobra mucho dinero. Para evitar esto, es importante buscar bien antes de realizar una contratación.

    ¿Por qué existen los cerrajeros timadores?

    Por desgracia en el sector de la cerrajería nos podemos encontrar mucho intrusismo laboral. Esto hace que muchos cerrajeros no sean profesionales y estén dados de alta.

    Dentro de los cerrajeros no dados de alta, podemos diferenciar los que hacen bien su trabajo y ofrecen precios económicos y los que hacen mal su trabajo y cobran facturas realmente desorbitadas. En ambos casos las facturas van sin Iva, es decir, realmente no son facturas, ya que el cobro siempre va por B. Si apuestas por este tipo de servicios, no podrás disfrutar de una garantía, la cual te avale en caso de que el trabajo no se haya realizado correctamente.

    Los cerrajeros timadores existen porque son capaces de engañar a sus clientes. Estos falsos cerrajeros suelen poner publicidad a las puertas de los portales, para que en caso de emergencia les llamemos sin pensar.

    Cómo saber que un cerrajero es profesional

    Un buen cerrajero siempre tendrá sede y teléfono. Si un cerrajero no tiene local o nave, entonces comienza a dudar del mismo. Es muy probable que no sea profesional y pueda ser un timador. Además, si tienes un poco de tiempo, puede ser importante mirar opiniones en internet, para ver si otros clientes lo han contratado y han tenido buenas experiencias.

    Un cerrajero debe tener una buena oferta de servicios

    Normalmente los buenos cerrajeros tienen una buena oferta de servicios. Estamos acostumbrados a relacionar a un cerrajero con un servicio de urgencia. Pero un buen profesional también es capaz de realizar muchos otros servicios para sus clientes. Por ejemplo, un cerrajero profesional puede instalar ventanas o instalar sistemas de seguridad entre otros muchos servicios. Si buscas información sobre una empresa de cerrajería y te das cuenta de que la misma ofrece más servicios que los servicios tradicionales, entonces podrás tener la seguridad de que la empresa es fiable.

    Cómo distinguir a un cerrajero profesional de un timador

    Buscar certificado de calidad

    Como el sector de la cerrajería cuenta con un gran intrusismo, se ha decidido crear certificados de calidad, para asegurar al cliente que la cerrajería que va a contratar le va a ofrecer un servicio de calidad y sobre todo el servicio es realizado por un profesional y no por un estafador.

    Las empresas de cerrajería saben que este tipo de certificados son muy importantes, por lo que te los mostrarán rápidamente, tanto en la publicidad como en sus páginas web.

    Uno de los certificados más importantes es el de UCES, unión de cerrajeros de seguridad. Otros de los certificados más importantes es el de arbitraje de consumo, habitissimo, Lock security cerrajeros o por ejemplo el de la comunidad de Madrid Asmace.

    Es muy importante tener en cuenta estos certificados, para ver si realmente la empresa ofrece la seguridad que los clientes necesitan a la hora de contratar a un buen cerrajero.

    Deben ofrecer presupuesto sin compromiso

    A la hora de contratar a un profesional, es normal que como cliente quieras saber lo que te van a cobrar por disfrutar de este servicio.

    Si una empresa no te quiere ofrecer un presupuesto, lo mejor que puedes hacer es no tenerla en cuenta, ya que no piensa en el cliente y por ello seguramente sea muy cara.

    Una buena empresa de cerrajería siempre estará dispuesta a ofrecer a sus clientes un presupuesto orientativo. En algunos casos el presupuesto podrá ser final, pero en la gran mayoría será orientativo. Esto es debido a que puede que cuando el cerrajero llegue a tu casa o negocio se pueda dar cuenta de que el trabajo es más grande o más pequeño. Pero puedes estar seguro de que un cerrajero que te ofrece un buen precio, normalmente te cobrará poco. En el caso de que te dé un presupuesto bajo y luego hinche demasiado el precio cuando vea tu situación, siempre tienes la opción de rechazar el servicio. Recuerda, hasta que no disfrutes de la mano de obra, tú no tienes por qué pagar nada.

    Hay cerrajeros timadores que ofrecen presupuestos y luego no hacen bien su trabajo. Para intentar evitar este tipo de situaciones, te recomendamos no abonar el servicio hasta que el servicio haya sido realizado correctamente. Supongamos que necesitas que un cerrajero te cambie una cerradura. Hasta que no compruebes que la puerta abre y cierra correctamente no deberás pagarle, sobre todo si no te da mucha confianza la empresa contratada. Además, siempre debes pedir factura, a través de la cual reclamar en caso de que la cerradura se estropeé rápidamente. Si se niega a darte factura es porque el profesional no está dado de alta y por ello haya una gran probabilidad de que te quiera timar.

    Recuerda, si a la hora de contratar a una empresa de cerrajería la misma no te da confianza por cualquier motivo, lo mejor es que contrates a otra empresa. En todas las ciudades hay una gran cantidad de empresas entre las que elegir. Lo importante es recibir un buen servicio y un buen precio. Si comparas podrás disfrutar de la mejor calidad precio del mercado. Y una vez recibido un servicio de cerrajería, si el mismo te ha gustado y el precio te ha parecido interesante, lo mejor es que guardes el número del cerrajero, para poderle llamar en el futuro. Si haces esto, evitarás contratar a un timador.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 633 55 75 75