• Cómo elegir el motor para automatizar las persianas

  • Cómo elegir el motor para automatizar las persianas

    ¿Estás cansado de tener que levantar la persiana y bajarla de manera manual? Te recomendamos motorizarla para que el proceso sea mucho más cómodo y fácil. Si apuestas por este tipo de persianas, podrás evitar tener que hacer cualquier tipo de esfuerzo.

    Ventajas de las persianas motorizadas

    Estas variedades de persianas son realmente muy cómodas para las personas que tienen la suerte de poder disfrutar de ellas. una vez instalado el motor, ya no tendrás que hacer ningún tipo de esfuerzo, ni para subir ni para bajar. Tan solo deberás pulsar un botón y la persiana obedecerá tus órdenes.

    Si compras un modelo de última generación, podrás programar la persiana para que se suba a y se baje a unas horas determinadas. Así podrás disfrutar de un ahorro de energía importante. Según los últimos estudios, el ahorro de energía puede llegar a ser de hasta el 10%.

    Ayudan a mejorar la seguridad de una vivienda. Como se pueden programar para que suban y bajen a determinadas horas, esto hará que los ladrones piensen que hay gente en casa y por ello no entren en la vivienda. Son perfectas para evitar mostrar que una vivienda está vacía durante las vacaciones y disuadir a los ladrones.

    También son muy fáciles de instalar. Si eres un poco manitas podrás instalar el motor tu mismo y sino siempre se lo podrás solicitar a un profesional. Este pequeño motor se debe poner en el tubo de la persiana. Además, la gran mayoría de modelos cuentan con una manivela de emergencia, para poder subir o bajar cuando haya problemas de energía. Es decir, con los modelos más modernos podrás usar el método automático y manual.

    ¿Cuáles son las claves de las persianas automatizadas?

    Cada vez más familias apuestan por este tipo de persianas. No solo porque son muy cómodas, sino porque además son muy fáciles de instalar. Además, no consumen apenas energía, de aquí que sean una buena fuente para ahorrar energía.

    Las persianas automatizadas pueden ser accionadas a través de un mando a distancia o pulsando un interruptor. Esto dependerá del modelo elegido. Es más, algunos modelos ya permiten sustituir el mando a distancia por el móvil o incluso por el wifi. En este último caso podrás controlar tus persianas incluso si no estás en casa.

    Hay motores que son capaces de saber si está dando el sol o no, para subirse o bajarse automáticamente. Esta es una opción que te ayudará a conseguir un ahorro importante de energía, ya que así podrás tener siempre una buena temperatura en casa.

    ¿Qué hay que mirar al comprar un motor para una persiana?

    En primer lugar, debes tener en cuenta el ancho de la cinta. Normalmente el tamaño suele ser de 15 o 23 cm. El tamaño de 15 se llama con el nombre mini, mientras que el tamaño de 23 es el modelo de cinta ancha.

    En segundo lugar, debes mirar el material de la persiana. Normalmente suelen ser de plástico o aluminio.

    Tipos de motores

    Dentro de este rango podrás optar entre dos tipos de motores. El motor más demandado suele ser el motor tubular, aunque poco a poco la demanda de motores no tubulares está creciendo. Estos últimos son conocidos también bajo el nombre de motores de cinta.

    Motores tubulares

    Este tipo de motor se pone dentro del cilindro de la persiana y no es para nada complicado de instalar, de aquí que muchas personas apuesten por esta variedad.

    Si estás interesado en este motor, pasamos a mostrarte los pasos que debes dar para realizar una correcta instalación del motor.

    1 Debes poner el motor en el cilindro de la persiana, con el fin de que haga tope.

    2 El siguiente paso es el de encajar la estructura en su cajón para que todo vaya correctamente. Colocaló de la manera correcta para que la persiana pueda funcionar sin problemas.

    3 El paso que puede ser más complicado para muchas personas. Crear la instalación eléctrica de la persiana, para que el motor pueda tener la energía necesaria para subir y bajar la persiana.

    4 Para finalizar, comprueba que la persiana sube y baja correctamente y sobre todo que se pare en el punto que quieres. Si funciona a través de diferentes dispositivos como mando a distancia a móvil, comprueba que en todos los casos funciona sin ningún problema.

    Motores de cinta o no tubulares

    En este apartado tenemos que distinguir entre los motores de superficie y los motores de empotrar.

    Los motores de empotrar me gustan más personalmente. El sistema se acopla en la pared, disimulando de manera importante el mecanismo. Es decir, se situará en la caja inferior de la persiana, donde se encuentra el recogedor de cuerda.

    Esta opción se puede usar, siempre y cuando el espacio sea igual o superior a los 14 cm. Si el espacio es inferior, entonces deberás apostar por la siguiente opción.

    Los motores de superficie se ponen sobre la pared. Esta variedad es perfecta para las personas que no tienen hueco o quieren disfrutar de una instalación sencilla. Tan solo hay que cambiar el cajetín de la persiana por el motor y la persiana funcionará sin problemas.

    Extras a tener en cuenta a la hora de comprar un motor para persianas

    Los sensores solares están teniendo un gran auge. Este tipo de motores son capaces de subir y bajar la persiana dependiendo de la temperatura de la vivienda y sobre todo de las condiciones climáticas. Con este objetivo se consigue poder graduar la cantidad de sol que se quiere en una habitación. Esto ayuda a poder ahorrar en calefacción o en aire acondicionado. Los rayos de sol se mantendrán a raya.

    Si buscas comodidad, no dude ni un momento en comprar un modelo con mando a distancia. Así podrás subir y bajar las persianas sin tenerte que levantar de la silla o del sillón. Es más, si cuentas con un conjunto de persianas que funcionan con este sistema, podrás conseguir manejarlas en grupo o a nivel individual. Por ejemplo, a la hora de irte a la cama, no tendrás que ir persiana por persiana. Solo deberás elegir la opción de grupo y dar al botón de bajar todas las persianas. En ese momento todos los motores se pondrán en marcha.

    La programación es una opción muy importante. Puedes programar una hora para que las persianas se levanten o se bajen. Esta programación puede ser para todos los días de la semana o para los días de diario y los días festivos. Esto ya depende de tus necesidades y del modelo adquirido. Es más, son una opción buena para evitar que los ladrones no sepan si estás o no en casa. Si te vas a de vacaciones, solo deberás programarlas y las persianas se moverán solas. Así los ladrones pensarán que estás en casa y no verán un vivienda vacía y fácil de robar.

    ¿Cómo elegir el motor adecuado para cada persiana?

    Para ello deberás tener en cuenta el peso de la persiana y el diámetro del eje.

    Dependiendo del peso de la persiana, necesitarás un motor más o menos potente. Si el peso es elevado, necesitarás un motor con una fuerza máxima elevada.

    Si apuestas por un motor tubular, debes tener en cuenta el diámetro del eje. Normalmente suelen ser de 40 y 60 mm.

    Para calcular el peso debes tener en cuenta la siguiente ecuación:

    Peso Kg= ancho (m) x alto (m) x K

    La K hace referencia al tipo de material. Dependiendo del material de tu persiana, K debe ser sustituido por el siguiente valor.

    Madera: 12 kg/m2

    Acero: 13 kg/m2

    Pvc: 5 kg/m2

    Aluminio 5 kg/m2

    Una vez que sepas el peso de tu persiana y el diámetro, deberás elegir el motor que se adapte mejor a tus necesidades. Si compras un motor menos potente de lo necesario, no podrá subir tu persiana y por ello el mismo no hará correctamente su trabajo. Dependiendo del fabricante, necesitar una potencia mayor o menor. Siempre debes mirar la caja, donde se te expondrá el diámetro y el peso máximo que puede levantar.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 633 55 75 75