• Cómo evitar el bumping

  • Cómo evitar el bumping

    Todo el mundo sabe que el bumping es el sistema más usado por los ladrones para manipular las cerraduras de las viviendas y entrar en su interior. Para evitar que roben en tu casa, es importante conocer cómo evitar el bumping, para que no te pillen desprevenido y por ello puedas tomar las medidas necesarias antes de que el ladrón te ataque.

    ¿Qué es el bumping?

    Antes de entrar en detalles vamos a ver que es el bumping. Una vez que lo conozcas, te será más fácil comprender los siguientes apartados y por ello te darás cuenta de lo importante que es tomar medidas urgentes para mejorar la seguridad de tu hogar o negocio.

    El bumping es una técnica que usaban antes los cerrajeros para abrir las puertas. O como muchas personas la conocen, la técnica de los golpes. Para ello, se mete una llave maestra o modificada en la ranura de la cerradura. A continuación, se le dan unos ligeros golpes, hasta que los cilindros se mueven y hacen que finalmente la puerta se abra.

    Hasta hace una década o menos, este sistema era usado únicamente por los profesionales, pero los ladrones se dieron cuenta de lo fácil que es abrir una puerta con esta técnica y se la quedaron. De esta manera, un profesional puede abrir la puerta en menos de 30 segundos. Esto demuestra que el bumping sea muy buenos para los ladrones. Como quien dice, los ladrones tienen vía libre para abrir cualquier puerta. Por este motivo, cada vez son más las personas que apuestan por cambiar sus cerraduras por unas antibumping.

    ¿Qué hay que saber del bumping?

    Como bien hemos comentado, esta técnica hace unas décadas solo era usada por los cerrajeros para abrir las puertas de sus clientes, cuando los mismos perdían sus llaves y no podían abrir sus puertas. Pero a partir del año 2002 más o menos, esta técnica paso de ser algo positivo a ser un verdadero problema de seguridad.

    Eso sí, en los últimos años este tipo de robos han crecido con mucha fuerza. Este tipo de llaves son muy baratas y como hay muchos tutoriales por internet, está provocando que muchas personas usen este sistema para abrir las puertas y más tarde robarlas.

    Si tenemos en cuenta los datos, cerca del 90% de las cerraduras pueden ser abiertas a través del bumping, de aquí que la probabilidad de que un ladrón pueda abrir una puerta sea muy fácil. Por este motivo, cada vez más personas están tomando medidas, para evitar que les entren en sus casas. Supongamos que el ladrón va a tu casa y ve que tienes una cerradura antibumping. En este caso irá a la del vecino a robar, ya que es mucho más fácil de abrir.

    Evitar el bumping

    Eso sí, aunque en teoría esta técnica pueda parecer sencilla, realmente no lo es. Hace falta de tener muchos conocimientos en cerrajería para poderla usar correctamente. Si la técnica no se conoce bien, se puede hacer demasiado ruido y tardar demasiado tiempo en abrir la puerta. Por este motivo, las bandas antes de lanzarse a robar, practican durante mucho tiempo, para que la tarea de abrir la puerta sea lo más rápida posible.

    El punto negativo es que las llaves para realizar el bumping se pueden encontrar fácilmente. Esto hace que cualquier persona que se lo proponga pueda aprender a usar este sistema y robar. Es tal la popularidad y la facilidad de encontrar este tipo de llaves, que los robos se han incrementado con fuerza durante los últimos años a través de este sistema. Si se impidiera vender este tipo de llaves, los robos bajarían de manera importante.

    ¿Merece la pena cambiar la cerradura?

    La respuesta es sí. Si tienes una cerradura antigua y te preocupa que puedan entrar en tu vivienda a robar cuando menos te lo esperes, lo mejor es cambiar la cerradura. Muchas personas piensan que no merece la pena cambiarla porque las cosas que tienen en su vivienda son de poco valor. Esto es un error muy común. El ladrón no sabe que puede encontrar en una casa en la gran mayoría de ocasiones.

    Si un ladrón entra en tu casa, puede que no te robe nada, pero en la búsqueda de algo valioso puede que te provoque daños importantes.

    Si quieres evitar problemas, lo mejor es ahorrar un poco de dinero e invertirlo en seguridad. Así evitarás que te roben y podrás dormir mucho más tranquilo por las noches.

    ¿Qué cerradura antibumping comprar?

    A la hora de renovar tu vieja cerradura por una nueva, es importante que no solo te fijes en si es o no antibumping. Es un factor muy importante, pero también debes mirar si es anti taladro, anti ganzúa y anti palanca. Cuanto más segura sea la cerradura, más difícil se lo pondrás al ladrón. Siempre debes comprar cerraduras fabricadas por marcas de confianza. La seguridad no se regala, debes evitar caer en las ofertas demasiado económicas.

    Además, es importante proteger el bombín con un buen escudo. Este escudo evitará que el ladrón conozca la marca de tu cerradura, pueda usar la técnica del bumping… de aquí que cada vez más cerrajeros recomienden tenerlo. Este escudo siempre tiene que ser de calidad, para evitar que los ladrones también lo puedan manipular.

    La seguridad es algo a tener muy en cuenta, pero por desgracia la gran mayoría de familias no la tienen en cuenta. Si quieres evitar que te roben, llama a tu cerrajero de confianza cuanto antes y solicítale que te cambie la cerradura por una lo más segura posible.

    Eso sí, una vez instalada la cerradura, siempre debes cerrar la puerta con llave, para conseguir que la cerradura pueda realizar su trabajo. Si cometes el error de irte de casa y no cerrar la puerta con llave, entonces el ladrón aún lo tendrá más fácil.

    Finalmente, si quieres estar muy seguro en casa, además de lo mencionado anteriormente, puede ser interesante adquirir un cerrojo de seguridad. Estos cerrojos no pueden ser abiertos a través de la técnica del bumping y son un complemento de seguridad muy bueno. Si apuestas por poner un cerrojo en tu casa, te recomiendo que lo pongas con sistema de bloqueo. Así nadie podrá abrirlo cuando pulses el botón en el interior de la vivienda y podrás dormir mucho más tranquilo.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 633 55 75 75