• Cómo evitar robos en vacaciones

  • Cómo evitar robos en vacaciones

    Durante las vacaciones los ladrones suelen aprovechar para entrar en las viviendas y robar con la comodidad de saber que los propietarios no van a llegar y pillarles con las manos en la masa. Si quieres evitar que tu vivienda sea saqueada por un ladrón mientras estás disfrutando de unos días de vacaciones, lo mejor es que tengas en cuenta los siguientes consejos. Gracias a estos consejos, las probabilidades de que tu vivienda sea robada serán mucho más pequeñas que si no los tienes en cuenta.

    Los ladrones no deben saber que la vivienda está vacía

    Es importante que los ladrones piensen que estás en casa y no de vacaciones. Puede ser una buena opción solicitar a un vecino un familiar que suban y bajen las persianas todos los días. Muchos ladrones miran los buzones para ver si se coge o no la correspondencia. Por este motivo, es importante que los vecinos te cojan el correo, para que los ladrones piensen que hay alguien viviendo en casa.

    En algunas ocasiones los ladrones ponen trampas. Estas trampas consisten en poner pequeños trozos de plástico invisibles o poco apreciables a primera vista. Si el ladrón vuelve al día siguiente y ve que la trampa sigue puesta, esto es señal de que la familia está de vacaciones, por lo que suelen aprovechar para atacar la vivienda.

    No digas que te vas de vacaciones a través de las redes sociales. Muchos ladrones pueden leer tu perfil y aprovechar ese momento para robar con tranquilidad. Por este motivo, en ningún momento debes anunciar cuando y los días que te vas a ir de vacaciones. Cuanta menos información des, mucho mejor.

    Instalar un temporizador de luces

    El truco de las persianas ya es muy conocido por muchos ladrones. Por este motivo, puede ser interesante poner un temporizador de luz, para que se encienda una bombilla durante unas horas determinadas. Esto hará pensar al ladrón que hay alguien en la vivienda, por lo que se le quitarán las ganas de acudir a la vivienda a robar. Estos temporizadores son muy fáciles de instalar y permiten que una bombilla se encienda durante un tiempo determinado.

    Recuerda, una bombilla gasta muy poco y puede ayudar a que el ladrón no ataque tu vivienda. Eso sí, si puedes, programa el temporizador para que encienda y apague con una variación de tiempo.

    Deja un teléfono de contacto

    Cuando solicites a un vecino que te mueva las persianas y recoja el correo, le debes dejar un número de teléfono de contacto. Si tu vivienda ha sufrido algún tipo de robo, entonces te podrá llamar y sabrás que tus vacaciones han acabado. Si recibes esta impactante llamada no te quedarán ganas de seguir de vacaciones. Lo que deberás hacer es hacer las maletas y volver a casa, con el fin de ver los daños sufridos y las cosas que te han robado.

    Es importante dejar un teléfono de contacto, ya que sino el problema recaerá sobre la persona que te está cuidando la casa.

    No dejar en casa cosas de valor

    Por muchas precauciones que se tomen, nunca se sabe cuando un ladrón puede tener intenciones de robar. Para evitar que un posible robo sea grande, es importante no dejar en la vivienda grandes sumas de dinero y sobre todo cosas de valor a la vista. Si no dejas cosas de valor en casa, el ladrón no te las podrá robar por mucho que busque. Por ejemplo, si sueles tener bastante dinero en metálico en casa, lo mejor es que lo ingreses en un banco para evitar que te quiten el dinero.

    Evitar robos en vacaciones

    Usa buenos sistemas de seguridad

    Cuando te vayas de casa, no olvides cerrar la puerta con llave. Es más, muchas personas están instalando en sus viviendas las llamadas cerraduras invisibles. Este tipo de cerraduras impiden que el ladrón pueda abrir la puerta, ya que no son manipulables desde el exterior. Es un sistema de seguridad que está dando muy buenos resultados, de aquí que te lo recomendemos en este artículo.

    Además, puede ser una buena tener algún tipo de alarma. Muchos ladrones, sobre todo los inexpertos no se atreven a entrar en vivienda que cuentan con alamas de seguridad. Aunque los más experimentados pueden robar en viviendas con alarmas. Pero realmente es un buen medio para intentar reducir el riesgo de robo.

    ¿Me han robado, que hago?

    Si tras tomar todas las medidas de seguridad posibles, llegas a tu casa y ves que la puerta está abierta y te han robado, en ningún caso deberás entrar en la vivienda. Lo primero que debes hacer es llamar a la policía, para que acuda lo antes posible e inspeccione la zona y pueda coger pruebas.

    Si entras en la casa, puede que destroces pruebas que sean muy útiles para la policía. Por este motivo, siempre se recomienda no entrar en la vivienda. Es más, si tienes la mala suerte de llegar a tu casa cuando el ladrón está dentro de la vivienda, puede que se ponga nervioso y pueda golpearte. Para evitar problemas, solo debes coger el teléfono y llamar a la policía.

    Una vez que la policía haya inspeccionado tu vivienda, te permitirá la entrada. Así podrás tener la seguridad de que el ladrón ya no está en el interior de la vivienda y puedes estar seguro. Por otra parte, la escena de ver la vivienda desvalijada es una escena que se te quedará en la retina durante toda la vida.

    Pero debes ser fuerte y comenzar a colocar todo. Lo importante es volver a la normalidad lo antes posible, para que la escena del robo quede un poco olvidada. Por otra parte, deberás hacer un listado con las cosas que te han robado, para presentar la denuncia. Eso sí, si tienes un seguro contra robos, entonces la póliza se hará cargo del valor de los objetos robados. Aunque en ningún caso el seguro te pagará más del valor máximo de robo contratado en el seguro de hogar.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 633 55 75 75