• Cómo evitar ser víctimas de falsos cerrajeros

  • Cómo evitar ser víctimas de falsos cerrajeros

    Si estás pensando en contratar a un cerrajero, seguramente quieras evitar contratar falsos cerrajeros. Si te encuentras en esta situación, te invito a seguir leyendo, para que puedas conocer mis consejos para evitar contratar a cerrajeros piratas. Y es que como bien sabrás, el intrusismo en el mundo de la cerrajería es muy elevado. Por este motivo, siempre debes contratar a profesionales certificados.

    Solicitar acreditación

    Antes de contratar, siempre debes solicitar a la empresa que te informe de su nombre, localización… con el objetivo de que es una empresa real y no falsa. Si una empresa de cerrajería no tiene una sede física, comienza a dudar de ella. Lo más seguro es que no sea real y solo quiera que la contrates para hacerte una chapuza y cobrarte un dineral.

    Cuando el trabajador de la cerrajería llegue a tu vivienda o negocio para realizar el trabajo que le has contratado, siempre debe identificarse. Así podrás tener la seguridad de que el cerrajero realmente es el que has contratado y no es un falso cerrajero que se pasaba por allí.

    Puede ser interesante solicitar las acreditaciones de la empresa, como puede ser por ejemplo la acreditación UCES. Esta acreditación es la que ofrece la unión de cerrajeros de seguridad. Es una de las más importantes. Puedes estar seguro de que, si la empresa de cerrajería cuenta con esta acreditación, la empresa es realmente muy buena. Pero también podrán presentarte otras acreditaciones. Estas te demostrarán que no tienes que tener miedo a contratar sus servicios.

    Debe realizar más de un trabajo de cerrajería

    Toda empresa de cerrajería debe realizar diferentes tipos de trabajo. No solo se puede centrar en un trabajo y no hacer más. Si ves que el profesional solo sabe abrir o cambiar una cerradura, esto quiere decir que no es un verdadero profesional. Un buen cerrajero hace una gran cantidad de trabajos distintos, dentro del ámbito de la cerrajería.

    Cuando acuda a tu vivienda a realizar el trabajo, el trabajador siempre llevará todo el material necesario. En cambio, si es un falso cerrajero, seguramente le haga falta algún tipo de herramienta y tenga que irla a buscar a casa o incluso a la tienda. Si en ese momento ves poca profesionalidad, antes de que comience a trabajar para ti, puede ser una buena opción decirle que no necesitas sus servicios.

    Las buenas empresas de cerrajeros no solo buscan el beneficio económico, al igual que los falsos cerrajeros. También buscan el dar un buen trato a sus clientes, para que los mismos estén contentos con el trato recibido. Una empresa sabe que un cliente contento es un cliente que les volverá a contratar en el futuro y les recomendará a sus amigos y familiares. En cambio, los piratas no tienen por qué dar un buen trato, ya que solo van buscando el bien económico para ese momento. Es decir, no les importa si el resultado es bueno o malo, solo les interesa cobrar a sus clientes, cosa que con los profesionales no sucede en ningún momento.

    Siempre debes solicitar presupuesto

    Nunca cometas el error de contratar a un cerrajero sin solicitarle previamente un presupuesto. El precio que te darán por un servicio por teléfono será aproximado, ya que no se puede saber a ciencia cierta cual es el trabajo que hay que realizar. El precio final te lo dará el cerrajero antes de realizar el trabajo. Recuerda, si el presupuesto varía mucho del dado por teléfono, siempre tienes la opción de denegar el servicio. Eso sí, siempre lo debes hacer antes de que el cerrajero comience a trabajar.

    Una buena empresa de cerrajería en ningún momento se negará a darte un presupuesto previo. Así podrás valorar si el precio se adapta a tus necesidades o no.

    Evitar ser víctimas de falsos cerrajeros

    En cambio, una empresa pirata en muchas ocasiones no te lo dará. El fin de este tipo de empresas es realizar un trabajo rápido y cobrar por estos servicios importes muy elevados, sin importar los resultados.

    Un profesional te solicitará tus datos

    Los buenos cerrajeros siempre solicitarán los datos a sus clientes, para asegurarse que van a realizar un trabajo de cerrajería a la persona propietaria de la vivienda o del negocio. Esto siempre lo hacen cuando una persona les solicita que habrá una puerta por pérdida o robo de llaves. Así evitan abrir la puerta a una persona que no sea la propietaria y cuyo fin sea el de entrar en la vivienda para robar.

    En cambio, los cerrajeros falsos puede que soliciten esta información o no. Eso sí, en caso de que la persona no sea la propietaria, sino que sea un ladrón, entonces el cerrajero se estará metiendo en un gran lío. No solo por pasar a ser cómplice de un robo, sino por trabajar sin licencia. Y es que este tipo de personas se la juegan de ser pillados y multados de manera importante por realizar un oficio sin estar dados de alta.

    Cuidado con las pegatinas en los portales

    Nunca debes llamar al número que aparece en la pegatina del portal anunciando a un cerrajero. Muchas de estas pegatinas son puestas por los cerrajeros falsos para conseguir clientes rápidos. Si llamas a este tipo de cerrajeros, es muy importante que te asegures de que el cerrajero es profesional. Para ello le deberás solicitar acreditación e identificación. También puede ser interesante que le preguntes donde tiene la sede.

    Ventajas de contratar a cerrajeros profesionales

    Podrás tener la seguridad de contratar a una persona que va a realizar bien el trabajo y te va a cobrar lo justo. Siempre te va a cobrar las tarifas que tenga vigente y no las tarifas que se le vengan a la cabeza en el momento de contratarle.

    Siempre podrás tener un presupuesto de antemano, para ver si realmente esa opción te interesa o no.

    No podrás encontrar un servicio de cerrajería mejor. Es más, como la factura la realizará con Iva, entonces siempre podrás usarla para solicitar al cerrajero que repare una cosa si no ha sido bien realizada. Normalmente no hará falta que le vuelvas a llamar, porque el trabajo estará bien hecho. Pero en ocasiones hay errores que hay que solucionar. Gracias a la factura, podrás tener la seguridad de que el cerrajero te reparará el problema rápidamente. En cambio, un cerrajero falso no volverá, ya que nunca te dará una factura real y legal.

    Si has contratado a un cerrajero y te ha dado un buen precio y confianza, te recomiendo que guardes su número en la agenda de tu móvil. Así, si en el futuro vuelves a necesitar a un buen cerrajero, le podrás llamar y tener la seguridad de que vas a volver a disfruta de un buen servicio de cerrajería.

    Si pones en funcionamiento los consejos que te hemos dado en este artículo, la probabilidad de contratar a un cerrajero falso será mínima. Así podrás disfrutar de la experiencia de poder contratar a una persona que te dará una gran seguridad.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 633 55 75 75