• ¿Cómo funciona una cerradura?

  • ¿Cómo funciona una cerradura?

    Saber cómo funciona una cerradura es muy importante, debido a que no solo podrás darte cuenta de que el funcionamiento de la misma es más complejo de lo que podrías pensar en un primer momento, sino que además podrás saber un poco más de las medidas de seguridad que tienes en tu casa. Decimos esto, ya que si sabes un poco de cerraduras, podrás ver si tu cerradura ofrece la seguridad que buscas en el interior de tu casa.

    ¿Cuál es el origen de la cerradura?

    Hay que decir que no se sabe muy bien cuando se crearon las primeras cerraduras en el mundo, pero se estima que las mismas podrían datar del año 2500 antes de cristo y podrían haberse inventado en Asia.

    Eso sí, estas primeras cerraduras eran realmente muy primitivas, lo que quiere decir que no se parecían en nada a las cerraduras que tenemos a día de hoy. Aunque tenían que dar muy buenos resultados, ya que se siguieron usando hasta el año 500 antes de cristo, momento en el cual la cerradura comenzó a evolucionar poco a poco.

    Y es que como podrás imaginar, a lo largo de la historia las personas siempre han querido asegurar las cosas que guardaban en casa de los ladrones, de aquí que haya sido un elemento muy demandado siempre.

    Evolución de la cerradura a lo largo de la historia

    Como bien hemos dicho, la cerradura data del 2500 antes de cristo. En este caso las cerraduras eran muy sencillas y consistían en cerrojos de madera, los cuales se cerraban mediante unas sencillas clavijas.

    Hasta que no llegó el siglo XV, no se comenzaron a fabricar las primeras cerraduras metálicas, las cuales eran más complicadas de abrir, ya que se puede decir que eran más complejas.

    Pero las cerraduras que conocemos a día de hoy, es decir, las cerraduras embutidas no se inventaron hasta el año 1778. Las mismas fueron creados por Barron. Aunque la cerradura con llave con ranuras no se inventó hasta el año 1784 por Joseph Bramah, la cual dio origen a las cerraduras que conocemos a día de hoy. Eso sí, con menos seguridad que a día de hoy.

    ¿Cómo funcionan las cerraduras?

    ¿Cómo funciona una cerradura?

    Una cerradura es bastante compleja, por lo que vamos a intentar resumir su funcionamiento.

    Para comenzar, tenemos que decir que la cerradura cuenta con un resbalón, el cual es el encargado de impedir que la puerta se abra. El resbalón queda encajado en el marco de la puerta, de aquí que no se pueda abrir. Pero cuando introducimos la llave en la cerradura, se acciona un pequeño muelle, el cual hace que el resbalón se encoja y por ello podamos abrir la puerta.

    Ahora vamos a ver un poco más a fondo el funcionamiento de una cerradura.

    Para comenzar, tenemos que decir que una cerradura tiene un cilindro interno, el cual se puede girar dentro del tambor de la cerradura. Dicho cilindro destaca por tener distintas perforaciones, las cuales tiene una clavija. Dicha clavija está dividida en perno y contraperno. Esto hace que si se introduce en la cerradura una llave que no es la correcta, la cerradura no reaccione y por ello no se pueda abrir la puerta. Es decir, que para accionar su mecanismo tendremos que poner la llave con el dibujo adecuado, ya que sino no funcionará.

    Finalmente, tenemos que añadir que el sistema será más o menos complejo según la seguridad que ofrezca la cerradura.

    ¿Cuáles son las partes de una cerradura?

    La cerradura no solo cuenta con el resbalón, sino que cuenta con otros apartados, los cuales son los siguientes:

    • Llave.
    • Contraperno.
    • Perno.
    • Cilindro.
    • Línea de corte.
    • Tambor.

    De esta manera, gracias a los diferentes elementos de la cerradura, podemos decir que una cerradura es muy segura, ya que solo se puede abrir con una llave determinada. Y es que si no fuese así, todo el mundo podría abrir la puerta de otra persona, lo cual haría que las cerraduras no fuesen seguras.

    Finalmente, tenemos que añadir que si has perdido las llaves y tienes problemas para abrir tu puerta, lo mejor que puedes hacer es llamar a un cerrajero, el cual se encargará de accionar tu cerradura con el objetivo de conseguir que tú puedas entrar en tu casa de nuevo.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 633 55 75 75