• Cómo instalar una mirilla digital

  • Cómo instalar una mirilla digital

    Hasta el momento, si queríamos ver quien había al otro lado de la puerta, teníamos que mirar por la mirilla tradicional. Pero las nuevas tecnologías nos permiten saber quién está al otro lado, sin tener que mirar por ella. Esto se llama mirilla digital y cada vez más viviendas las están instalando para disfrutar de sus beneficios. Si quieres más información, te invito a seguir leyendo el artículo.

    ¿Qué es una mirilla digital?

    La mirilla digital es un aparato que nos permite ver a través de una pequeña pantalla lo que está pasando al otro lado de la puerta, al igual que la mirilla de toda la vida.

    La ventaja de la misma es que nadie podrá saber si realmente estamos mirando por ella o no. No como pasa con la mirilla tradicional, en la cual se puede saber si la otra persona está mirando por ella a través de la luz que lo atraviesa. En ocasiones no es fácil descubrirlo, pero con un poco de atención, se puede saber si hay alguien en el interior de la casa.

    Gracias a la mirilla digital, podrás ver qué pasa al otro lado de la puerta con total comodidad y con la ventaja de que no te descubrirán. Además, aumentará la seguridad de tu vivienda, ya que algunos modelos son capaces de guardar las últimas horas de imagen. En caso de robo, la policía podrá tener más pruebas para poder detener al ladrón.

    Recuerda, en el mercado hay una gran cantidad de modelos entre los que elegir. Dependiendo de los extras y de la calidad de imagen, el precio podrá ser uno u otro. Tu deberás elegir el que más se adapte a tus necesidades.

    ¿Cómo funciona una mirilla digital?

    La mirilla digital se instala de manera sencilla, tal y como te vamos a mostrar a continuación y es muy fácil de usar.

    La mirilla incluye una pequeña cámara, que graba y emite a la pequeña pantalla lcd todo lo que está sucediendo al otro lado de la puerta. Con este tipo de aparatos, no hará falta que te levantes del sillón para ver quien ha venido a visitarte. Solo deberás dar al botón de la pantalla y la imagen te será mostrada. Así, si no quieres ver a la persona que te ha venido a visitar, no tendrás que levantarte para abrirle la puerta. Esto hace que sea realmente muy cómoda. Eso sí, aún pocos modelos incluyen este tipo de tecnología. La gran mayoría van conectados a la mirilla, por lo que deberás ir hasta la puerta para ver la imagen.

    Además, si eres una persona baja y no tienes acceso a la mirilla, ya no pasa nada. Con esta herramienta podrás ver todo lo que sucede fácilmente y sin tenerte que subir a ninguna silla.

    Instalar una mirilla digital

    Pasos para instalar una mirilla digital

    Cuando acudas a comprarla, es muy importante que te asegures que la misma está bien cerrada e incluye un libro de instrucciones, una pequeña pantalla lcd y el kit de la mirilla. Dependiendo del modelo, los tamaños pueden variar un poco, sobre todo en la pantalla lcd. En cambio, el tamaño de la mirilla siempre debe ser el mismo para poderlo cambiar por el tradicional sin problemas.

    Para comenzar deberás quitar de la puerta la mirilla tradicional. Esto puede parecer complicado, pero es muy fácil. Normalmente, los kits de instalación cuentan con una herramienta que te ayudará a quitar la mirilla antigua sin esfuerzo y en pocos segundos. Si has tenido la mala suerte de no comprar un producto que incluya esta herramienta, entonces deberás usar un destornillador plano y quitarlo despacio. El objetivo es no dañar la puerta ni arañarla.

    Cuando esté fuera, la deberás ir sacando poco a poco. Para ello la deberá sujetar por la parte exterior y la deberás ir desenroscando desde la parte interior, hasta conseguirla sacar por completo.

    El siguiente paso será el de instalar la nueva mirilla. Para comenzar debes pasar la banda de imagen e introducir el resto de la mirilla digital. En este momento deberás elegir el grosor adecuado, para adaptarla bien al grosor de la puerta. Es importante que quede bien instalada, para que no sobresalga ni por el interior ni por el exterior. Una vez instalada, la deberás apretar bien para que quede bien sujeta. Todo esto lo podrás ver de manera detallada en el libro de instrucciones. Pero desde ya, podemos asegurarte que su instalación es muy sencilla y no te hará falta contratar a un profesional para realizar esta tarea.

    Ahora solo queda poner las pilas al monitor y hacer las pruebas oportunas. Dependiendo del modelo elegido, puede que la pantalla la tengas que colocar en la puerta o te la puedas llevar al salón. La gran mayoría de los modelos deben ser puestos en la puerta. Para ello vienen con un sistema de sujeción, el cual una vez puesto impide que la pantalla se caiga al suelo al abrir y cerrar la puerta. Incluso si damos un portazo.

    Cuando tengas todo instalado, solo deberás dar al botón de encendido y ver si la imagen es correcta. Si todo va bien, podrás ver el descansillo o el exterior de tu vivienda sin problemas. La resolución dependerá del modelo elegido.

    Como bien he comentado, los modelos más caros también permiten grabar algunas horas de video, pero en muchas ocasiones este extra no suele ser adquirido, ya que dispara bastante el precio del producto.

    Mirilla digital

    ¿Es cara una mirilla digital?

    Realmente no tiene un precio elevado y es apto para todos los bolsillos. Pero como todo lo que rodea a la tecnología, el precio final dependerá de los extras que incluya la mirilla. Por ejemplo, si buscamos un modelo sencillo, el precio será muy barato. Pero si buscas una pantalla grande, una buena resolución o por ejemplo un aparato que sea capaz de grabar, entonces el precio se incrementará rápidamente.

    Para finalizar, te recomiendo usar siempre pilas recargables para ahorrar dinero. Las pilas suelen durar bastante, ya que su pantalla mayoritariamente estará apagada. Pero para evitar tener que renovar las pilas, solo deberás comprarlas recargables y no te arrepentirás. Cuando se acaben, solo las deberás recargar y volverás a disfrutar de tu mirilla digital.

    Si dudas entre comprarla o no, te la recomiendo. Es fácil de instalar y muy práctica. Una vez que la tengas, te preguntarás como has podido vivir sin ella hasta el momento.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 633 55 75 75