• Tipos de cerraduras

  • Tipos de cerraduras

    En el mercado hay muchos tipos de cerraduras entre los que elegir. Pero por regla general, la gran mayoría de personas no conocen los diferentes tipos de cerraduras. Esto provoca que a la hora de cambiar su cerradura por una nueva no tengan claro cuál comprar. Para ayudarte a tomar una elección, vamos a mostrarte en este artículo las principales cerraduras.

    Cerraduras multipunto

    Cerraduras multipunto

    Esta variedad de cerraduras es bastante segura. Esta seguridad es posible a través de los diferentes puntos de anclaje de la cerradura. Dependiendo del modelo elegido, el número de anclajes podrá ser mayor o menor. Gracias a su instalación fijada al marco, este modelo de cerradura evita que el ladrón pueda acceder a la vivienda a través del sistema de apalancamiento.

    Esta variedad de cerraduras se suele instalar sobre todo en puertas acorazadas, macizas o blindadas, aunque puede ser instalada en cualquier otra puerta.

    Cerraduras tubulares

    Cerraduras tubulares

    El sistema de apertura es el mismo que el que ofrece el propio picaporte. Una de las principales ventajas de esta variedad de cerraduras es que se pueden cerrar desde dentro con tan solo pulsar un botón. Esta opción es muy interesante, porque se impide que terceras personas puedan entrar en una habitación o baño. Si quieres disfrutar de su seguridad, tan solo debes pulsar el botón y nadie la podrá abrir desde fuera.

    Este tipo de cerraduras se suele instalar en las puertas de los baños o en las habitaciones, lo cual hace que la cerradura ofrezca mucha intimidad. Pero no solo son usadas en las viviendas, también se usan mucho en los establecimientos públicos, como por ejemplo los baños de un centro comercial entre otros.

    Cerraduras de sobreponer

    Cerraduras de sobreponer

    Este tipo de cerraduras suelen ser puestas en las puertas exteriores de las viviendas. Se ponen en la parte interior de la puerta, lo que hace que la gran parte de la cerradura quede a la vista.

    Para evitar que un ladrón pueda abrir esta puerta, es importante poner medidas de seguridad anti palanca. Muchas de estas cerraduras pueden ser abiertas a través de este sistema. Por este motivo, muchas personas suelen combinar esta cerradura con otras complementarias, para conseguir que el grado de seguridad sea el máximo posible.

    Cerraduras embutidas

    Cerraduras embutidas

    Conocidas bajo el nombre de cerraduras empotradas, son de las más comunes en las puertas de entrada de la gran mayoría de viviendas. Puede decirse que es la cerradura principal y luego a esta se la pueden añadir otras cerraduras complementarias, con el fin de conseguir una mayor seguridad.

    Como el propio nombre indica, estas cerraduras están empotradas en las puertas, lo que hace que solo podamos ver el hueco por donde hay que meter la llave.

    Este modelo no solo se instala en puertas exteriores de madera, sino que en muchas ocasiones también se instala en puertas metálicas, porque dan muy buenos resultados.

    A través del pestillo de la cerradura, la puerta puede ser abierta o bloqueada. Para accionar o bloquearlo, tan solo hay que meter la llave y girarla. Es importante adquirir siempre un modelo antibumping y si se puede, adquirir una cerradura que cuente con sistema antibloqueo. Así si un ladrón la intenta manipular, la cerradura se bloqueará y finalmente no podrá forzar la puerta para entrar a robar.

    Cerraduras cilíndricas

    Cerraduras cilíndricas

    En muchas ocasiones son conocidas bajo el nombre de cerraduras con perfil europeo. Es otro modelo de cerradura muy utilizado en las puertas de entrada a las viviendas. Su sistema en forma de cilindro es bastante sencillo, pero solo se puede accionar si la llave que se introduce es la correcta. La llave accionará la cerradura levantando las pestañas del cilindro. Cuando esto se produce, el cilindro abre o cierra los sistemas de seguridad de la puerta. Además, gracias a los nuevos avances, estas cerraduras ya pueden ser compradas con la tecnología antibumping, para evitar que los ladrones puedan forzarla a través de este sistema. Esto ha provocado que esta variedad se haya vuelto bastante más segura.

    Cerraduras digitales

    Cerraduras digitales

    Esta variedad de cerradura no se suele dar en las viviendas. Normalmente la encontramos en garajes, lugares públicos u hoteles. Eso sí, se espera que estas cerraduras con el tiempo también vayan llegando a los hogares.

    Las mismas pueden ser abiertas a través de diferentes sistemas. Uno de los más comunes es a través de la tarjeta. Esta tarjeta se introduce en un lector y abre automáticamente la cerradura. Pero hay otros sistemas que se pueden usar con esta variedad de cerraduras como el sistema de códigos digitales o la huella dactilar. Esta variedad cuenta con un sistema de bloqueo que las hace aún más seguras. Además, las empresas que desarrollan este tipo de cerraduras están evolucionando los sistemas de seguridad, con el fin de conseguir que las familias se puedan sentir atraídas por instalarlas.

    Cerraduras de gorjas

    A este modelo se la llama de gorjas o borjas. Esta variedad de cerraduras hasta hace unos años era de las más seguras del mercado, por lo que tuvieron un gran auge. Pero con el paso del tiempo esta variedad de cerradura ha pasado un poco al olvido, ya que las cerraduras cilíndricas le han comido el terreno, haciendo que las mismas sean cada vez menos usadas.

    Destacaban por tener unas llaves con un tubo o espiga realmente larga y un diente al final de la llave. Esta llave era bastante grande, lo que hacía que llevarla en el bolsillo no fuera para nada cómodo. Por este motivo, la gran mayoría de personas que las usaban, finalmente las terminaron por cambiar, para poder disfrutar de una mayor comodidad.

    Cerrojos

    Cerrojos

    Si estás buscando una buena alternativa a tu cerradura de toda la vida para poder aumentar la seguridad de tu vivienda, con un buen cerrojo la podrás conseguir.

    Muchos de estos modelos cuentan con un botón que impide que otras personas puedan abrir el cerrojo mientras el sistema de seguridad este activo. Además, muchos modelos cuentan también con cadena de seguridad, para aumentar un poco más la seguridad que ofrecen.

    Cerraduras invisibles

    Cerraduras invisibles

    Esta variedad de cerradura ha llegado recientemente al mercado y está dando muy buenos resultados. Es casi imposible que los ladrones puedan forzar esta cerradura, ya que no tienen acceso a ella. Por este motivo, si buscas una buena seguridad para tu vivienda o negocio, es muy interesante que la tengas en cuenta. Es perfecta para combinar con una cerradura de cilindro, por ejemplo. Estas cerraduras se abren y se cierran a través de un mando. Para aumentar la seguridad, los códigos son actualizados en cada uso, lo que hace que los ladrones no puedan conseguir esos códigos para abrir la puerta.

    Estas son los principales tipos de cerraduras que se pueden adquirir a día de hoy. Ahora solo hace falta que evalúes tus necesidades para tener claro que cerradura te interesa más o menos. Puede ser interesante poner dos variedades de cerraduras para conseguir aumentar la seguridad de la puerta. Y si no tienes claro cuál instalar, solo debes consultar a tu cerrajero y seguro que te da las mejores alternativas por las que puedes apostar.

Clic aquí para llamarnos al ✆ 633 55 75 75